Sexualidad y juegos de rol

En momentos en que todo está permitido y ya no hay nada más chocante, puede ser difícil experimentar y experimentar el erotismo. La sobreestimulación constante ha embotado a la mayoría de las personas del erotismo y la sexualidad. Carece del aliento de lo prohibido, del que alguna vez vivió el encuentro erótico.

Amor, lujuria y - juego

Pero el hombre en su ingenio es una fuente constante de innovación y renovación. Por lo tanto, también ha logrado infundir nueva vida al erotismo.
Debes buscar algo, pero aún encuentras cosas que son más o menos tabú y que, por lo tanto, están rodeadas por el aura de lo misterioso y prohibido.

Sexualidad y juegos de rol
Sexualidad y juegos de rol

La vida media de las relaciones es cada vez más corta, lo que puede deberse al ya mencionado embotamiento de la sexualidad.

De modo que depende de la pareja no solo encontrar un consenso en las preguntas cotidianas, con las que todos puedan vivir bien, sino también reinventarse constantemente y definirse a sí mismos de una manera sexual.

Más a menudo algo nuevo, por así decirlo.

Todos tienen imaginación, pero no solo imaginación, sino también fantasías, fantasías eróticas para ser más específicos. Algo abstracto o concreto que proporciona al individuo una ganancia de placer, si solo lo piensa. A menudo, estos anhelos eróticos siguen sin cumplirse porque no se comunican de forma abierta y comprensible con el compañero. Pero eso no tiene que ser así, porque incluso el compañero tiene deseos sexuales secretos, que le gustaría vivir.

Es una oportunidad para que una pareja se ayude mutuamente a catapultarse al siguiente nivel de erotismo, y no se necesita mucho más que una breve conversación.

Normalmente, la mayoría de los deseos secretos son raros ... ¿pero quién quiere ser normal? Nadie! Ciertamente, algunas fantasías son más comunes que otras, pero todas son igualmente valiosas e igualmente vale la pena intentarlas.

Coraje para el nuevo aquí es la palabra clave

Muchas parejas a menudo se sorprenden de la diversión que pueden encontrar en las nuevas prácticas sexuales y los fuertes efectos positivos que una vida sexual más satisfactoria puede tener en la vida cotidiana.

Grilletes, látigos, placer

Una fantasía sexual común de muchas personas implica esclavitud de todo tipo. Y ese no es un nuevo desarrollo. Se ha demostrado que la esclavitud y demás a través de toda la historia tangible de la humanidad fueron un fenómeno sexual demostrable.

Dominación y BDSM
Dominación en sexualidad

En mojigata Edad Media, como en la antigua Roma culturas extravagantes o incluso antes de Mesopotamia no era nada demasiado sorprendente sobre un encanto erótico especial de la servidumbre de la pareja o por estar obligado a ganar.

Los métodos para unir a alguien son extremadamente numerosos y también pueden traer un inmenso placer.

Como recién llegado al mundo de los juegos eróticos de bondage, probablemente deberías tomártelo con calma al principio. ¡Eso no quiere decir que no puede ser salvaje! Solo uno quizás no debería inmediatamente a toda máquina tratando de entrar en el asunto, pero acercándose lentamente. Porque a veces demasiado entusiasmo puede poner fin al experimento temprano, y no debes dejar que algo potencialmente tan hermoso se estropee por ser demasiado duro. En el silencio yace el poder.

La mejor manera de comenzar en casa y lo mejor de todo en la cama. Porque la cama domestica generalmente ofrece las mejores opciones de esclavitud. Los postes de la cama, la cabeza y el pie son tan útiles como las patas de la cama o el marco.

Además, la elección del medio con el que se pretende atar a su oponente debe estar bien planificada. Lo mejor es subir con un material más suave. Una bonita bufanda tal vez o una cuerda suave: el cuero y el lino aún tendrán tiempo más tarde (y también requieren un poco más de práctica).

No hay nudos demasiado apretados al principio. Incluso si el socio debería suplicar por ello. A veces sucede que los novatos ya no abren los nudos ... cuando se usan correctamente, pueden soltar los nudos durante el acto. Es por eso que no hay nada de malo en eso.

Es por eso que está justo al principio: todo está permitido, ¡pero no apresures nada!

Poder de la impotencia

A algunas personas les gusta la idea de ejercer poder sobre los demás, ya sea física o mentalmente. Otras personas, por otro lado, prefieren la idea de ser dominado por otra persona, otra vez tanto física como psicológicamente.

Puede haber muchas razones para esto. A menudo, las personas sexualmente sumisas en la vida cotidiana son personas muy dominantes, tienen una posición dominante en su compañía o una postura firme. También es el caso de las personas dominantes que pueden ser realmente tímidas fuera del dormitorio. Siempre busca lo que no tiene, también en el campo sexual.

dominación
Juego de roles y dominación

Los "campos de actividad" de dominantes y devotos son casi ilimitados. A menudo, los juegos de bondage ya mencionados se utilizan para expresar el papel de cada compañero. Pero, por supuesto, puede ir mucho más allá de los "simples" juegos de esclavitud.

Algunos devotos sienten un encanto especial por estar expuestos al dolor físico. Para crear este dolor, puede utilizar una variedad de herramientas, ya sean látigos, látigos o incluso palos o bastones. A algunos les gusta mucho más que otros.

Pero el dolor mental no es raro en las habitaciones de las parejas con tendencia a los juegos de poder. A través de las palabras o las formas atenuadas de los métodos existentes de tortura mental pueden causar heridas mentales profundas ... Por supuesto, no son permanentes y solo tienen el propósito de aumentar el placer en el momento del acto.

Debe estar en guardia para no exagerar. Antes de cada acto debe hacer con su compañero una llamada "palabra segura". Si se invoca esta palabra segura, todas las acciones deben detenerse inmediatamente y sin objeción. Como resultado, como parte sumisa, tienes la certeza de que no te follarán demasiado.

Algunos veteranos de la escena dicen que uno debe "detenerse cuando se pone sangriento", con otros, entonces solo comienza la diversión perfecta. Es un tema muy individual donde todos tienen que probar sus propios límites. No existe una prescripción universal para cuánto dolor se debe experimentar o ejercer para la máxima utilización sexual. Pero sigue siendo: todo con moderación.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con * resaltado.